Cada vez es más normal que las personas decidan hacerse algún que otro tatuaje. No obstante, también vemos en la actualidad que borrar tatuajes se está convirtiendo en una constante por varios motivos; ya sea por arrepentimiento o por no lograr las expectativas deseadas.

Claves para borrar tatuajes

Como borrar tattoos es una pregunta que muchos se formulan, así como cuál es la mejor máquina para borrar tatuajes. En ese caso, cuando vayas a una clínica o centro especializado debes preguntar e informarte, pues el lugar donde te lo vayan a quitar no es una decisión que debas tomar a la ligera.

De hecho, existen diferentes señales que te harán ver que no estás en la clínica adecuada para que te eliminen el tatuaje, y es por ello que queremos dedicar este post a hablar de estas señales para que tengas precaución, porque puede ser peor el remedio que la enfermedad. Por ello, siempre que estés atento a estas señales estarás evitando que tu salud corra peligro, porque al final debes saber bien si hay efectos secundarios y como debes de realizar el tratamiento de recuperación posterior y si el grado de eliminación que tienes en mente será el que vas a conseguir.

Las prisas no son buenas consejeras

Muchas clínicas lanzan ofertas acerca de borrar tatuajes en poco tiempo. Sin embargo, no debes confiar en las mismas como tales pues esto no es un milagro y tampoco lleva un tiempo establecido para todas las personas. Por tanto, es importante que estés atento a lo que te digan en un primer momento, a frases que te aseguren que el tatuaje se irá en tres sesiones sin problemas, o que te venderán un bono.

En ese último caso, debes estar atento a si te dicen frases como que te quitarán el tatuaje en tres sesiones sin problemas, debiendo pagar previamente dicho bono. Si escuchas algo así debes irte de ese lugar cuanto antes porque eso no es cierto. De hecho, el tiempo estimado para eliminar unos tatuajes es de 4 a 8 sesiones, dependiendo del equipo utilizado, de la piel, del color del tatuaje, del tamaño, etc. Por tanto, no hay un plazo fijo que te pueda asegurar la eliminación completa. Es necesario ver la evolución de la piel y la tinta en el tattoo.

Por ello, siempre que te hablen de plazos inferiores a los comentados será algo en lo que no debes confiar. Del mismo modo, también tienes que esperar unos 25 días después de la primera sesión para ver los resultados. No obstante, para los tatuajes de color rosa, amarillo o blanco tienes que saber que dichas tonalidades son más resistentes a las sesiones, así que si te dan garantía de que te lo quitan antes, vete de ese lugar.

Igualmente, también es importante que tengas en cuenta que la duración de las sesiones será de entre 15 y 20 minutos para eliminar un tatuaje de 100 centímetros cuadrados, mientras que el tiempo de espera entre una sesión y otra es de 6 a 8 semanas. Y no tienes por qué tener cicatrices, pero siempre debes seguir instrucciones como que el Sol no impacte directamente sobre la zona afectada o que te eches una crema regeneradora hidratante.

La maquinaria, otra clave para detectar el lugar adecuado

Recuerda que para quitarte un tatuaje es necesario que el profesional sea una persona cualificada y entendida y que te pueda transmitir calma y conocimientos acerca del tratamiento.

Pero será importante también que pueda disponer de la mejor tecnología y sepa utilizarla para poder obtener los mejores resultados sin dañar la piel. Hoy en día gracias al uso de Internet muchas personas han podido identificar los mejores equipos de eliminación de tatuajes, así que cuando veas un equipo desconocido del que nadie te pueda dar referencias al igual deberías de pensártelo dos veces antes de probar, luego ya será tarde.

Fotografías del antes y el después

Un tercer aspecto en el que tenemos que fijarnos es en la presencia de fotografías con sus casos de éxito. Al final el cliente está haciendo una compra, y tiene que asegurarse de que el profesional que va a contratar es fiable. Por tanto, si ves que el lugar al que has acudido no tiene fotos del antes y el después con sus clientes, entonces lo mejor es no confíes en ellos.

De hecho, esta es la señal más clara, la que podemos ver a simple vista. Si vas a una tienda de tatuajes especializada verás sus mejores diseños, así como si vas a una clínica capilar o dentista verás las certificaciones y los casos de éxito, que en este caso son las fotos del antes y el después.

Pues en este caso ocurre lo mismo, ésta es la señal que otorga una mayor confianza a los clientes, ya que saben que otras personas han acudido a ese establecimiento y que, sobre todo, han salido del mismo con unos resultados visibles. Esto te servirá para que puedas confiar en dicha clínica. Pero si no ves esas fotos del antes y después, huye y no mires atrás.

En definitiva, tanto tatuarse como, sobre todo, quitárselo es una acción que debe llevarse a cabo por profesionales que también cuenten con los mejores equipos, y que no te vendan la moto acerca de cuanto te va a costar el tratamiento o el tiempo del mismo. Si tienes en cuenta estos consejos, no tendrás problema a la hora de encontrar un centro adecuado para borrar tatuajes volviendo a ver tu piel bien limpia.

Queremos compartir con vosotros la experiencia de Marta, que explica cómo le fue con la máquina de eliminación de tatuajes Ink Hunter Master.