Tanto la eliminación de vello como la eliminación de pigmentos son dos procedimientos estéticos que involucran el uso de láseres. Pero al tener diferente finalidad, ¿se puede utilizar el mismo tipo de láser para ambos casos? En este artículo te contamos las diferencias entre los dos tipos de tratamientos y si puede resultar adecuado o no usar el mismo láser.

Láser de eliminación del vello:

Este procedimiento cosmético para eliminar el vello corporal que se realiza en cara, piernas, espalda, brazos y otras partes del cuerpo es cada vez más popular. El láser que se utiliza para la depilación actúa de forma que atraviesa las capas de la piel y llega directamente a los folículos pilosos sin causar ningún daño colateral. Este láser se apunta hacia el folículo piloso y está diseñado para ser absorbido por la melanina del mismo. Con la absorción, la luz del láser se convierte en calor (con un ancho de pulso de milisegundos), y es eso mismo lo que destruye el folículo y evita que el vello vuelva a crecer. Las longitudes de onda utilizadas suelen ser 755nm, 810nm y 1064nm respectivamente según el foto tipo de piel y coloración de la melanina en el vello.

Láser de eliminación de tatuajes:

Los láseres de eliminación de tatuajes, como el láser de Neodimio YAG Q-switched, son esenciales para fragmentar partículas de pigmento en la piel. Su duración de pulso extremadamente corta, en nanosegundos, permite una energía concentrada que apunta directamente a los pigmentos utilizados en tatuajes, manchas de pigmentación y lesiones pigmentadas. Este enfoque preciso asegura una eliminación efectiva de pigmentos no deseados sin una afección térmica. Las longitudes de onda más corrientes para la eliminación de tatuajes son 1064nm, 532nm y 755nm.

El quid de la cuestión

Entonces, si en ambos tipos de procedimientos son láser y se utiliza una longitud de onda similar o igual, podríamos utilizar un laser de eliminación de tatuajes para eliminar vello y viceversa? Pues la respuesta es no: el tipo de láser utilizado en cada procedimiento es diferente. Y es que los láseres para depilación y eliminación de tatuajes y manchas pueden utilizar longitudes de onda iguales tales como por ejemplo 1064nm o 755nm, pero la diferencia radica en la manera de aportar la energía mediante esas longitudes de onda.

La gran diferencia radica en la longitud de pulso, mientras el láser para eliminar tatuajes trabajan con pulsos ultra cortos en nanosegundos o picosegundos, los equipos de eliminación de vello lo hacen en milisegundos. Por lo tanto estos últimos utilizan un pulso más largo y en consecuencia producen un efecto térmico, necesario para atrofiar la base del bulbo piloso, mientras que cualquier equipo de la serie INK HUNTER trabaja en nanosegundos sin producir ningún efecto térmico en la piel y solo actúan de manera selectiva en el pigmento.

Entonces, aunque pueda parecer tentador matar dos pájaros de un tiro, la realidad es que cada tratamiento requiere un enfoque especializado y la clave está en la longitud del pulso de cada equipo, así que no hay dos por uno, es más aconsejable tener un equipo especializado en cada tratamiento si queremos ofrecer resultados óptimos.

Te presentamos nuestra maquinaria láser predilecta para cada uno de estos tratamientos: